TRATAMIENTOS

ODONTOPEDIATRÍA, EL DENTISTA DE LOS NIÑOS EN LAS ÁGUILAS / ALUCHE

La odontopediatria o dentista de los niños ,es  la especialidad de la odontología que se encarga de explorar, diagnosticar y tratar a los niños e incluso a bebés. 

Nuestra Clínica Dental situada en Aluche ofrece este servicio.

En Hinboca Clínica Dental pensamos que como los dientes son el único órgano del cuerpo humano que no se regeneran por sí mismos. Ese es el motivo por el que la detección a tiempo de las caries es crucial para evitar futuros males.

Generalmente los tratamientos típicos en los niños suelen ser restauradores por tratarse de algún traumatismo, uso de selladores para evitar caries o directamente tratar las caries vulgarmente conocidas por “picaduras”. La diferencia de esta especialidad con respecto a la odontología de los adultos es que en los niños llegan a existir diferentes denticiones. Entre ellas está la dentición temporal o “de leche” y la dentición mixta en la que el niño está mudando los dientes temporales y ya tiene erupcionados algunos dientes definitivos.

 

Los dientes son el único órgano del cuerpo humano que no se regeneran por sí mismos. Ese es el motivo por el que la detección a tiempo de las caries es crucial para evitar futuros males.

 

La primera visita del niño al dentista debería ser al año de vida y luego acudir periódicamente cada seis meses a revisión. El objetivo es la prevención.

 

En caso de tener ya una caries en la boca del niño, habrá que diferenciar que tipo de dentición se encuentra (temporal o definitiva) puesto que en función de ello el tratamiento a llevar a cabo puede variar.

 

Si la caries llega al nervio y estamos en dientes temporales o “ de leche” se realiza una pulpotomía, que nada tiene que ver con las endodoncias realizadas en los pacientes adultos. Si la caries no afecta al nervio del diente ser realiza una obturación o “empaste”.

 

Un diente temporal únicamente se extrae cuando no hay más remedio. Esto se produce cuando hay una infección muy extensa y que puede afectar incluso a las raíces. En este tipo de casos, siempre hay que colocar al niño un mantenedor de espacio para evitar que ese hueco se cierre puesto que es el espacio necesario para que lo ocupen los dientes definitivos.

 

Una infección extensa y no tratada a tiempo puede afectar a los dientes definitivos del niño. Por ello aconsejamos acudir a revisión cada seis meses y prevenir posibles patologías dentales que en ocasiones no son apreciables a simple vista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies